Jon Wood Mendibil

Comencé a navegar a los 5 años, por lo general, las personas, antes de navegar en un velero de gran tamaño comienzan a navegar en barcos de vela ligera, es decir, en veleros pequeños y ligeros como el Optimist, Laser o 420. En mi caso, tuve la gran suerte de poder disfrutar de la fuerza y capacidad de navegación de un Dufour 40, un velero de 12 metros de eslora con estupendas cualidades de navegación. Durante años he hecho regatas por toda la costa cantábrica desde Hondarribia hasta Gijón ganando numerosos trofeos y ligas locales.

A los 8 años realicé mi primera travesía nocturna a vela. Desde el puerto de La Rochelle hasta Zumaia, con vientos de 15 a 25 nudos. Llegamos a puerto después de 36 horas de navegación y en lo único que pensaba era en volver a hacerlo, sentir el barco, la fuerza, la tensión de los cabos, el sonido de las olas, el viento silbando y nosotros tratando de mantener el barco adrizado después de cada escorada.

Esta pasión tan grande que siento por el mar, me ha llevado desde muy joven a saber qué quería dedicarme a mostrarles a otros lo que yo he ido viviendo durante toda mi vida.

Por ello he decidido crear mi propia empresa dedicándome a lo que de verdad me apasiona, la mar. Haciendo que otros puedan conocer y disfrutar de lo que yo he disfrutado desde lo 5 años uniéndolo con los mejores aspectos culturales y gastronómicos que nos ofrecen las tierras Vascas.

Navegando sobre el mar, la mente se despeja, las fosas nasales se abren y respiramos aire puro que nos permite una mayor relajación y disfrute de las experiencias. Conocer la historia y degustar la gastronomía local se amplifica con las vistas espectaculares de acantilados, playas y desembocaduras con encanto que nos ofrece la costa Vasca. En definitiva, el mar ayuda a que lo que nos rodea se amplifique y sea más increíble.

Desde entonces, organizo experiencias exclusivas, zarpando con Spirit para conocer el País Vasco en manos de navegantes locales.

Ian Wood

Ian Wood

Nací y crecí en la ciudad de Liverpool, Inglaterra. Fue allí donde comencé a navegar y desarrollar mi pasión por el mar y la vela. A los 24 años, conocí a la persona que posteriormente fue mi mujer y madre de mis dos hijos. Ella, es nativa vasca y por ello, viajé a San Sebastián con el fin de conocer a su familia.

La realidad, es que, al llegar al País Vasco, descubrí un lugar de ensueño que desde el minuto uno me atrapó y enamoró con sus paisajes montañosos, costas y acantilados increíbles, historia y tradiciones locales además de uno de los factores clave, la exquisita gastronomía local. Descubrí un lugar en el que tenía todo lo que buscaba y no quería dejarlo escapar, desde entonces, vivo en la ciudad de San Sebastián.

Aquí, continué con mi trabajo profesional como constructor y mantuve el que era y es mi mayor hobby, la vela. Navegando la costa vasca, descubrí algunos de los paisajes más increíbles y personas que a día de hoy son grandes amigos. He disfrutado de esta pasión durante mas de 40 años y ha llegado el momento de compartirla con el resto de las personas que visitan el País Vasco y quieren conocerlo desde una nueva perspectiva a lo largo de una experiencia totalmente personalizada que activará sus cinco sentidos.

Síguenos

Instagram

Facebook